El procedimiento de habeas corpus

La institución del habeas corpus, originaria del derecho constitucional británico, constituye una de las máximas garantías para la libertad de los ciudadanos frente a la arbitrariedad de los poderes públicos.

Habeas corpus y Derecho procesal penal

– Finalidad del habeas corpus

Su finalidad consiste en impedir de forma rápida y eficaz que una persona pueda ser detenida por la autoridad sin justificación legal. Para ello, la ley establece un procedimiento judicial y sumario para que todo aquel que se considere víctima de una detención ilegal pueda reaccionar contra la misma.

– Plazo máximo de conclusión del procedimiento de habeas corpus: 24 horas

Así, el procedimiento del habeas corpus tiene que estar concluido en un plazo máximo de 24 horas y se formaliza mediante la comparecencia del detenido ante el juez para que aquél exponga sus alegaciones contra las causas de la detención o contra las condiciones de la misma.

– Sujetos legitimados para instar el procedimiento de habeas corpus

Están legitimadas para instar el procedimiento de habeas corpus las siguientes personas: el privado de libertad, su cónyuge, sus descendientes, ascendientes y hermano, el Ministerio fiscal, el Defensor del Pueblo y el juez competente.

– Legalidad o ilegalidad de la detención: el papel del juez

En el mencionado plazo de 24 horas, el juez decretará la legalidad o la ilegalidad de la detención. En el primer caso, ordenará el archivo de las actuaciones; en el segundo, dispondrá la inmediata puesta en libertad del detenido y exigirá responsabilidades a quienes hubieran ordenado o practicado su detención. También puede decretar que, aun tratándose de una detención legal, el imputado deba ser puesto inmediatamente a disposición judicial, si ya hubiera transcurrido el plazo legalmente establecido para poner fin a la misma.

Deja un comentario